• Bodegas de Vino y licores
  • Industria Tecnoalimentaria
  • Confort Higrotermico
  • Procesos Industriales
  • Bodegas de Vino y licores

 
 
Humedad y Salud
jueves, 17 de octubre de 2019

HUMEDAD Y SALUD

Nuestra salud se encuentra afectada directamente por el entorno atmosférico, y además la mayoría de nosotros pasa gran parte del día al interior de oficinas. Los gérmenes que transmiten las enfermedades, se encuentran principalmente en áreas donde hay más concentración de personas, y muy frecuentemente las bacterias y los virus son esparcidos por el aire que respiramos.

 

Es bien sabido que muchas de las enfermedades causadas por las bacterias y virus tienen una mayor vida en atmósferas muy húmedas o muy secas. Cuando son extremadamente secas, empiezan a ser desactivadas y pasan a formar parte del polvo del cuarto. Al llegar a ser inhaladas, se humedecen nuevamente y por lo tanto se vuelven a activar.

 

dolor de cabeza

 

En un ambiente de humedad relativamente alta, viven simplemente más tiempo. Ha sido descubierto que en espacios acondicionados con humedades relativas entre 35 y 50%, el tiempo de supervivencia de estos gérmenes es significativamente reducido. Padecimientos respiratorios, como el resfriado y catarro, son mucho más prevalecientes en personas que viven en lugares donde el aire es seco. La sequedad provoca agrietamiento de los tejidos nasales, los cuales pueden dar acceso directo a los gérmenes a la corriente sanguínea.

El humedecimiento hace poco o casi nada por aliviar las reacciones del cuerpo a alergógenos específicos. Sin embargo, sí se puede minimizar (por el endurecimiento de las fibras nasales) el efecto del polvo del hogar, plumas, pelo animal, pequeños insectos, y otros, que irritan a personas con alergias.